The Journey: El Peto Pequeño

image
(Aquí va el post de Instagram que se me fue de las manos y tuve que convertir en entrada de Blog)

Llevo +8 años jugando a este deporte, #lacrosse, y nunca he podido escoger mi número de peto ya que siempre tiraba de lo que había y me cupiese con las protecciones de portera.

Para que os hagáis una idea, en un partido voy protegida más o menos como un portero de hockey. Algo menos, pero del estilo. Aclaro que cuando empecé estaba más delgada que actualmente, pero aún así las protecciones abultan y se necesita ropa amplia, por ello normalmente usaba equipaciones de chico. Como dato os diré que las equipaciones de Lacrosse femenino son muy…eso, femeninas (¡con faldita y todo!), pero las porteras… cero feminidad 😂 (buscad fotos en Google de jugadoras y de porteras)

Llegó el momento de diseñar petos para un torneo en el extranjero y nos involucramos tanto yo como mis 3 diseñadores gráficos por excelencia: mi hermano @grijalbaro (también jugador), mi señor novio @santialone_ y súper @teresamanero (también jugadora) que me ayudó con la versión femenina. En algún post de instagram os enseñaré bien el peto porque es distinto por delante que por detrás y el reverso 😍. Tenéis sólo una mínima parte del resultado en la foto de arriba.

Por fin tendría no sólo un peto con mi número sino ideado y diseñado, en parte, por mí (que eso también mola y tal). La cosa empieza a torcerse cuando me comunican que de mi talla no hacían peto de chica. El tallaje de chica que tenían era TAN pequeño que, para que os hagáis una idea, su talla máxima (XL) a día de hoy me queda bastante prietita, cuando ahora me compro camis de la M-L. Calculé que mi talla para ellos sería algo así como una XXXXXXL (lo cual no hacían). Total, que me tocaba usar peto de chicos de nuevo (como el de la foto: recto, sin entallar) pero bueno, ¡al menos tendría mi número, el 13! Mentira. Hubo un error al pedirlo y mi peto llegó con talla M en vez de XL, así que mi hermano @grijalbaro me dio su peto que, siendo una L, me quedaba, como véis “algo” menos pequeño.

Al final ni mi número, ni mi talla, ni peto entallado. En la foto veréis que el peto como que se arrugaba… era porque de tanto culaso que tenía, no me bajaba bien (como cuando te queda pequeño algo y eso…). Al final el 13 que usó mi hermano tuvo que dárselo a otro chico porque su 13 no había llegado y…¡un follón! Total que me quedé con el 6 de chicas que hicieron erróneamente en lugar de un 16 (que luego rehicieron). Es esa XL en la que ahora entro algo justita (ya os lo enseñaré).

La verdad es que en aquel momento me hicieron sentir gorda. Muy gorda. Y estamos hablando de una equipación deportiva. Estamos hablando de que hago deporte. No de que la quisiera por capricho. La necesitaba para formar parte de un equipo, mi equipo.femenino.de.lacrosse. ¿Por qué tengo que vestir diferente? Frustrante y decepcionante el tema, la verdad. Fue frustrante trabajar tanto en ello ¡y luego nisiquiera caber! Decepcionante que pongan tallas femeninas tan ridículamente pequeñas. Decepcionante hacer deporte y ser “marginada” por ciertas empresas por tener una XXL.

Fabricantes de ropa, sabed que la gente ha hecho, hace y hará deporte con la talla que le venga en gana.

Anuncios

Siempre es bueno leer vuestros comentarios...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s