Jugando Con Chicos

2008_03_París

Marzo 2008, París (Francia)

Si te acercas a un equipo de lacrosse femenino y preguntas quién quiere ser portera, probablemente entre 0 y 1 personas levantarán la mano (2, si preguntáis en mi actual Club). Si preguntas quién quiere jugar como portera con un equipo de chicos, te llamarán loca. La cosa no cambia mucho si preguntas en un equipo masculino, si os soy sincera. Y es que  los porteros en el lacrosse somos muy codiciados ya que hay que tenerlos bien puestos estar un poco loco para ponerseen la trayectoria de bolas lanzadas a gran velocidad propulsadas con un stick a modo de catapulta.

Yo he sido de esas pocas descerebradas que ha probado lo que es ponerse bajo los palos de una portería en un partido masculino. Y he repetido.

Diciembre 2010, Torneo de Box Lacrosse en Bielefeld (Alemania)

Diciembre 2010, Torneo de Box Lacrosse en Bielefeld (Alemania)

A principios de 2008 sólo llevaba unos 6 meses entrenando y todo lo que había jugado era un intenso Torneo de Box Lacrosse en Alemania (Diciembre 2007), en el cual quedamos segundas y además descubrí que, efectivamente, la portería era lo mío. -Antes de seguir aclaro que el Box Lacrosse es al Field Lacrosse (o Lacrosse normal y corriente) lo que el Fútbol Sala al Fútbol. Las porterías y el campo son más pequeños, es muy dinámico, muy rápido y es mi modalidad favorita de Lacrosse- El, por entonces, único Club de Lacrosse de España, Madrid Lacrosse fue invitado a asistir a París (Francia) a jugar un amistoso contra su recién creado equipo masculino. Porque cuando entrenas y más cuando empiezas, lo que quieres es jugar y medirte las fuerzas con otro para ver cómo vas y en qué puedes mejorar. No sé si por que no había portero en esa época en Madrid Lacrosse o porque no quería/podía ir, pero me ofrecieron la posibilidad de ir y, a ver, estamos hablando de París y estamos hablando de jugar al lacrosse. Tras el subidón del torneo en Alemania, no quería dejar de jugarlo. Nunca había jugado a Field Lacrosse, pero poco me importaba. Allá que fui.

Años después, cuando aún no había Liga femenina de Lacrosse en España, pero sí masculina, mi hermano me ofreció jugar como portera para el equipo que había creado en la UEM (Universidad Europea de Madrid) debido a su falta de portero. ¡Y yo me apunto a un bombardeo!

Marzo 2011, Jugando en un encuentro Sevilla - UEM de la Liga Masculina

Marzo 2011, Jugando en un encuentro Sevilla – UEM de la Liga Masculina

“Entonces, ¿las chicas podéis jugar con los chicos y viceversa?” estará pensado alguno. La respuesta oficial es “No”. Pero pese a que en el reglamento internacional no está permitido, las ligas pueden hacer las modificaciones que crean convenientes.

Curiosidad para curiosos: Primera portera en jugar en la Major Lacrosse League masculina en Estados Unidos.

Como he dicho alguna vez, el lacrosse femenino y el masculino se llaman igual pero difieren en algunos puntos. Digamos que, aunque en ambos hay contacto, a primera vista en el femenino prima la estrategia y en el masculino los placajes y palazos aunque detrás de ambos haya técnica, táctica, visión de juego, etc.

REGLAS DISTINTAS ENTRE PORTEROS M y F

Al ser un deporte con normas distintas, la primera vez que jugué, entre que me sabía pocas normas y las de portero de chico eran distintas a las que había aprendido, recuerdo que fue bastante tenso. Iba aprendiendo las normas sobre la marcha. También fue difícil la vuelta. Hasta en 2013 hacía algunas cosas que eran de la modalidad masculina (ahora os cuento).

Julio 2015, jugando en Madrid con la Selección Nacional femenina.

Julio 2015, jugando en Madrid con la Selección Nacional femenina.

  • Un portero (masculino) cuando tiene la bola y está dentro del crease es intocable, él y su stick. En la modalidad femenina también es intocable si está dentro del crease PERO si el stick sobresale fuera del cilindro imaginario que forma el crease, se le puede hacer check (golpear la cabeza de su stick con otro stick para que la bola salga). Esta la aprendí, o me la recordaron, en 2013 tras parar un partido al recibir un check que resultó ser legal. Así soy, mezclando reglas. Fue un poco “tierra trágame”.
  • No te puedes quedar la bola toda la vida, tienes unos segundos para pasarla o salir del crease y este tiempo varía según la modalidad.
  • Como portero, si un chico se acerca mucho a tu área puedes placarle (¿¡me imagináis placando a un tío!? ¡ja, ja, ja! Pues algún intento sí hice) En la modalidad femenina, al no haber contacto, es impensable.
  • Esta no es una regla del portero sino de la modalidad masculina que afecta al portero. Así como en la femenina existe una regla llamada “Shooting Space” por la cual no puedes tirar a portería si hay alguien delante, y si ya estás dentro del área de tiro haciendo ademán de tirar nadie puede ponerse delante si no lo estaba ya (es una doble regla, sí); en la modalidad masculina puedes tirar con gente delante.

LA EXPERIENCIA

Creo que la regla que menos me gusta de las que he mencionado es la última. Dificulta mucho la visibilidad de la bola y es una de las razones por las que admiro la labor del portero masculino. Te puede salir la bola de cualquier lado y ni la hueles. Aunque no es lo peor que te puede pasar jugando como portera con chicos, ni os cuento lo que impone ver a gente con casco, protecciones y con mala leche correr hacia ti para tirarte una bola. Otra de las cosas que peor llevé en París fueron los tiros. Ya sé que soy portera y de eso va mi posición pero, por lo general y por el modo de juego, los tíos tiran más fuerte y van más a saco. Hay dos tipos de jugadores a los que, como portera, “temo”. No que me den miedo y no les vaya a parar goles, sino que sé de antemano que va a ser duro recibir sus tiros: los novatos y los que tienen mucha experiencia. Sobre todo en tíos, los novatos que tienen destreza con el stick tiran fuerte, pero no apuntan bien (tiran al “muñeco”) y eso se traduce en moratones en mi cuerpo. En cuanto a los jugadores con experiencia, apuntan bien pero tiran muy fuerte y sabes que como interceptes uno de sus tiros con el cuerpo no va a ser divertido.

Fue en París cuando me di cuenta de esto último. Como el equipo francés era inferior en número les prestamos algunos jugadores, entre ellos un americano que residía por aquel entonces en Madrid y llevaba años jugando al Lacrosse. Yo era muy novata como comenté más arriba, tan novata que a la mayoría de los tiros iba a pararlos con el cuerpo (hay que intentar parar con el stick pero no siempre es posible) e intercepté uno de los tiros del americano con el pecho. Recuerdo que me cortó la respiración, me quedé súper quieta porque dejé de oír y se me nubló la visión. Aquellos segundos intentando recuperar de nuevo la respiración se me hicieron eternos. Pero volví en mí y, aunque preocupada al principio, seguí jugando sin más. Y sigo jugando. Incluso después de leer que algún portero en las ligas profesionales ha muerto de ese modo en el campo. ¿Por qué? pues porque soy portera y estamos “mu locos” ¡ja, ja, ja! En realidad es porque sé que es muy raro que pase, que a esos niveles nunca jugaré y porque, a día de hoy, paro con el stick y no tanto con el cuerpo (que también, pero ya sólo si van a las piernas, en las cuales llevo protecciones).

CONCLUSIÓN

Me gusta. Me gusta jugar de portera. Y de portero. Y de portera de Box Lacrosse más aún. Me gusta el Lacrosse y punto.

Primer equipo femenino de Lacrosse en España en su primer Torneo (Bielefeld 2007)

Primer equipo femenino de Lacrosse en España en su primer Torneo (Bielefeld 2007)

Anuncios

Siempre es bueno leer vuestros comentarios...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s